24 November 2017
 

¿Qué es el Comité de Animación Litúrgica?

Padre, Héctor Giovanni Sandoval, Delegado Episcopal para la Liturgia, Arquidiócesis de Ibagué (2011)

1.     Es un grupo de personas que asumen con responsabilidad algunos servicios o funciones en las celebraciones litúrgicas y dedican una parte de su tiempo a reunirse periódicamente para prepararlas y, luego, las animan con su servicio para que la asamblea, reunida en el nombre del Señor, participe consciente, activa, plena y fructuosamente en el misterio pascual de Cristo que se celebra.

2.     La calidad de la participación y el fruto espiritual dependen en gran parte de la preparación y animación de las celebraciones litúrgicas.

Sin la presencia y actuación del Comité, la participación activa decae y la rutina se apodera de la asamblea.  

ESPIRITUALIDAD

Padre, Héctor Giovanni Sandoval, Delegado Episcopal para la Liturgia, Arquidiocesis de Ibagué (2011)

La ofrenda de los pueblos al Rey, Sacerdote y Profeta: La liturgia interpreta en su oración el sentido de los dones ofrecidos a Cristo por parte de los magos: oro como a Rey, incienso como a Sacerdote, mirra para su sepultura. En el Bautismo, Jesús es revelado plenamente por el Espíritu con la misión profética sacerdotal y real de la que participa también el cristiano ungido con el óleo de la fe (según una antigua temática de la liturgia siro-antioquena) para dar testimonio, consagrado con el crisma del Espíritu como sacerdote y rey para ofrecer a Dios su propia vida y el mundo entero.

Los dones de los fieles reciben en la Eucaristía una auténtica transformación: el don de Cristo mismo. En la celebración eucarística el pan y el vino son transformados en Cristo, don del Padre. En la adoración de los magos encontramos una actitud cultual de profundo respeto, adoración, de entrega, que es preludio y anticipación del culto en espíritu y verdad de los bautizados.

TIEMPO DE NAVIDAD, EPIFANÍA, BAUTISMO DEL SEÑOR

Padre, Héctor Giovanni Sandoval, Delegado Episcopal para la Liturgia, Arquidiócesis de Ibagué  (Año 2011)

La celebración de la manifestación del Señor se prolonga en el tiempo de Navidad que se extiende desde las vísperas del Nacimiento del Señor hasta el domingo después de Epifanía, o después del 6 de enero, inclusive. En este tiempo se celebra la octava de Navidad con las fiestas características, de algunos santos, la fiesta de Epifanía y del Bautismo del Señor. Más lejos, aunque en cierto modo vinculada a la cronología de Navidad, tenemos la fiesta de la Presentación del Señor en el templo. Con esta última fecha se cierra idealmente el tiempo natalicio según el esquema mistérico de la Navidad y según la antigua tradición jerosolimitana testificada por Egeria. En la actual ordenación del Calendario litúrgico, después de la celebración del Bautismo del Señor, comienza el tiempo ordinario en las ferias y en los domingos per annum.

Estas sencillas anotaciones nos hacen ya percibir la complejidad del año litúrgico. Occidente celebra en Epifanía la adoración de los magos, aunque no en forma exclusiva. Oriente, sin embargo, celebra en la misma fecha la Teofanía o Bautismo del Señor. Este misterio central de la vida de Jesús ha sido plenamente recuperado ahora de manera solemne de la liturgia romana el domingo después de la Epifanía. Pero existe todavía la Presentación del Señor en el templo, que se celebra «cuarenta días después de la solemnidad de la Navidad». Se perciben, en esta complejidad de fiestas, los diversos criterios que quieren unir a la vez la dimensión crono­lógica y la sucesión de los misterios, la línea del Occidente cristiano y la tradición oriental.

ASPECTOS LITURGICOS Y PASTORALES DEL DOMINGO

Padre Héctor Giovanni Sandoval.  Delegado Episcoapal Arquidiócesis de Ibagué, para la liturgia (2011)

 

1. EL ORIGEN DEL DOMINGO

 

Los tres primeros siglos son la época en que se va configurando el domingo como el día dedicado al Señor y se caracterizó únicamente por la celebración de la Eucaristía, ya que el descanso dominical solamente va a empezar en el año 321 por un decreto del emperador Constantino.

 

A)  Testimonios bíblicos: * Hacia el año 55 o 56 Pablo escribiendo a los fieles de Corinto les recomienda hacer su aportación para la comunidad de Jerusalén, y les pide que hagan esa colecta de caridad fraterna: “cada primer día de la semana” (1 Cor 16,2). Por este texto se ve que para la comunidad de Corinto y para la Iglesia de la gentilidad, que no observaba el sábado, el “primer día de la semana” tiene un significado especial. * “el primer día de la semana estando reunidos para partir el pan” (Hch 20, 7-12). Este texto hace pensar que se trata de una reunión habitual en la que se celebra la eucaristía. * “yo Juan… fui arrebatado en espíritu el día del Señor y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta” (Ap 1,9-10). La importancia de este texto radica en ser el único del Nuevo Testamento que designa el día primero de la semana con el adjetivo Señor, del que salió más tarde el nombre cristiano del domingo.

Arquidiócesis de Ibagué

Arquidiócesis de Ibagué

Nuestro reto es: “Responder al apremiante envío de Jesús, el Señor: -Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda creatura - (Marcos 16,15), actuando como discípulos misioneros, creciendo con alegría en la escuela de Nazareth y guiados siempre por la fuerza misionera del Espíritu Santo”.

Curia Arzobispal

Calle 10 2-58 Ibagué, Colombia
2611680; 2611328; 2622098; 2770099

Tweets