23 November 2017
 

La Fundación Ciudadela Divino Niño es una entidad sin ánimo de lucro y de utilidad común nacida de la generosidad de los fieles y del celo apostólico de la Hermana Francisca Elvia González Gómez quien la fundó el 13 de febrero de 1987 con la orientación y bajo el patrocinio de la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Ibagué.

Es una institución reconocida por la calidad de sus servicios de caridad, solidaridad y colaboración con la comunidad de los adultos mayores de 65 años de ambos sexos que irradia su presencia a nivel regional y ofrece un ambiente de comodidad, fraternidad, respeto y amor por sus usuarios, adultos mayores abandonados y en situaciones precarias e infrahumanas como consecuencia del abandono de sus familias y la sociedad. En la actualidad son 126 los ancianos beneficiados. Gracias a la Fundación nació el templete del Divino Niño que en el año 2000 fue declarado Santuario Diocesano.

Fundación Ciudadela Divino Niño
Barrio Galarza. Ibagué.
Tel: 2609105
Fax 2609327
Rector: Reverendo Padre, Marco Fidel Parra Corredor. AÑO 2017
Sacerdote Adscrito. Padre, Luis Francisco Pico Blanco
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Necesita activar JavaScript para visualizarla.

El Santuario

Directorio sobre la piedad popular y la liturgia. Principios y orientaciones (9 de abril de 2002). Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Por: Directorio sobre la piedad popular y la liturgia | Fuente:www.vatican.va

El santuario, tanto si está dedicado a la Santísima Trinidad como a Cristo el Señor, a la Virgen, a los Ángeles, a los Santos o a los Beatos, es quizá el lugar donde las relaciones entre Liturgia y piedad popular son más frecuentes y evidentes. "En los santuarios se debe proporcionar a los fieles de manera más abundante los medios de la salvación, predicando con diligencia la Palabra de Dios y fomentando con esmero la vida litúrgica, principalmente mediante la celebración de la Eucaristía y la penitencia, y practicando también otras formas aprobadas de piedad popular".

El santuario como lugar de evangelización

274. Innumerables centros de comunicación social divulgan todos los días noticias y mensajes de todo tipo; el santuario, en cambio, es el lugar en el que continuamente se proclama un mensaje de vida: el "Evangelio de Dios" (Mc 1,14; Rom 1,1) o "Evangelio de Jesucristo" (Mc 1,1), esto es, la buena noticia que proviene de Dios y que tiene por contenido a Cristo Jesús: Él es el Salvador de todos los pueblos, en cuya muerte y resurrección se han reconciliado para siempre el cielo y la tierra.

Al fiel que se acerca al santuario se le deben proponer, directa o indirectamente, los elementos fundamentales del mensaje evangélico: el sermón de la montaña, el anuncio gozoso de la bondad y paternidad de Dios así como de su amorosa providencia, el mandamiento del amor, el significado salvador de la cruz, el destino trascendente de la vida humana.

Muchos santuarios son, efectivamente, lugares de difusión del Evangelio: en las formas más variadas, el mensaje de Cristo se trasmite a los fieles como llamada a la conversión, invitación al seguimiento, exhortación a la perseverancia, recuerdo de las exigencias de la justicia, palabra de consuelo y de paz. No se puede olvidar la cooperación que muchos santuarios prestan a la labor evangelizadora de la Iglesia, al sostener de diversos modos las misiones "ad gentes".