23 November 2017
 

El escudo del seminario

Descripción Heráldica

El heraldo del seminario mayor “María Inmaculada”, está compuesto del escudo, el timbre y la divisa.

1.1. El Escudo

En campo de esmalte sinople un palo de azur cargado en la base con un carácter de eme en plata, coronada ésta con corona de oro y como cimera un rayo de sol rayado en todo su esplendor en esmalte de oro. El palo va acompañado a diestra y siniestra, sobre el campo de sinople, de dos flores de lis de gules.

1.2. El Timbre

Una cruz profesional de oro, trebolada y de doble travesaño en palo tras el escudo y sobresaliente de su punta.

1.3. La Divisa

En letras de sable sobre una cinta bies maltada de plata y oro: FIAT MIHI SECUMDUM VERBUM TUUM

2. Simbolismo

El campo sinople (verde) revela la esperanza inherente a la semilla vocacional cultivada en esta institución. El palo de azur (azul) a modo de camino hace referencia al trayecto recorrido, camino lleno de presencia de la Madre del Cielo. El sol rayado en todo su esplendor es Jesucristo “sol de la historia” “que naca de lo alto” “antes de la aurora”, término y luz de nuestro seguimiento. El carácter M en plata (blanco) representa a la Virgen María en su eximio privilegio de la Concepción Inmaculada, coronada de oro (amarillo) en alusión a que es Patrona y Reina del Seminario.

Las dos flores de lis en gules (rojo) dicen de suyo la referencia a Ibagué, florecida de ocobos. La diestra representa a San José patriarca, formador insigne de Nuestro Señor, modelo de los Seminarios de nuestra iglesia y ejemplo del equipo de formadores. La siniestra se refiere a los resultados de siembra vocacional; allí están todos los sacerdotes que con tesón y fidelidad han salido de Este seminario a dar testimonio de Jesucristo y van en gules no solo por exigencias heráldicas sino por simbolizar la caridad o amor de Dios y del prójimo que siempre ha de movernos en todo lo que hagamos; además, para resaltar dos ejemplos del testimonio sacerdotal como lo son los dos mártires exalumnos; Pedro María Ramírez Ramos, martirizado en Armero (Tol) el 10 de abril de 1948 y el Padre Álvaro Ulcué Chocué muerto en Santander de Quilichao (Cauca) el 10 de noviembre de 1984 defendiendo a los indígenas paeces.

La cruz trebolada de doble travesaño como timbre resalta el hecho de ser Seminario de una Iglesia Metropolitana. La divisa sobre la cinta de plata y oro expresa adhesión a la Iglesia Universal y las palabras de la Santísima Virgen María “FIAT MIHI SECUMDUM VERBUM TUUM” (Lucas 1, 38), en sable (negro), la escucha atenta y la disposición sincera a la voluntad de Dios.