24 November 2017
 
  •  

    Tribunal Interdiocesano

    Dirección:
    Calle 10 N. 1-111 Ibague - Tolima Colombia
    Teléfono: +57(8) 2610495
    Móvil: 3107745129
    tribunalibague@gmail.com

  •  
    Nombre:
  •  
    E-mail:
  •  
    Mensaje
  •  

  •  

3 Junio 2012.  Autor: Pedro María Reyes Vizcaíno. Fuente. Iuscanonicum. En el sacramento del matrimonio, como es común en los demás sacramentos, hay un deber que recae sobre los pastores de preparar adecuadamente a los fieles para su recepción. En el caso de este sacramento se suele concretar mediante una catequesis previa (que en muchas diócesis está organizada en cursos de preparación matrimonia) y una investigación previa que intenta dar cumplimiento al contenido del canon 1066: «antes de que se celebre el matrimonio debe constar que nada se opone a su celebración válida y lícita».

Para ayudar a los pastores en esta tarea previa el Código de Derecho Canónico delega en las Conferencias Episcopales el modo de realizar la investigación previa:

Autor:  Pedro María Reyes Vizcaino.  El derecho procesal canónico regula el juicio contencioso ordinario como proceso tipo. Es decir, se seguirán las normas del juicio contencioso ordinario, siempre que no sea de aplicación uno de los juicios especiales. Al juicio contencioso ordinario le dedica el Código de derecho canónico los cánones 1501 al 1655. Pero para tener una visión completa del derecho procesal canónico, se deben conocer los demás procesos. En derecho procesal se los suele llamar procesos especiales, aunque esta denominación quizá no sea exacta, y se deba matizar.

        El juicio contencioso ordinario es el único que está íntegramente regulado en el Código. Los procesos especiales son aquellos que tienen normas peculiares, al menos en parte. El Código de derecho canónico prevé que haya procesos especiales en atención a las peculiaridades de la materia de que trate la causa. De los procesos especiales el contencioso ordinario actúa como supletorio: se aplican sus normas, salvo en lo que expresamente se indique en el Código.

27 Abril 2012. Fuente, Revista Semana, Colombia. CARA A CARA –

El secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Juan Vicente Córdoba, se opone a que las parejas del mismo sexo adopten.

El defensor de derechos humanos, Rodrigo Uprimny, cree que las leyes no son solo para las mayorías heterosexuales. ¿Quién tiene la razón? A un año de que se presentara una tutela ante la Corte Constitucional en la que dos mujeres lesbianas reclamaran el derecho a tener la patria potestad de la hija de una de ellas, el alto tribunal tiene en sus manos una decisión que no solo abre el debate sobre la adopción de parejas gay, sino que cambiaría el concepto de familia en el país también Semana.com consultó las dos caras de la moneda en un tema que levanta ampolla y en el cual la Corte Constitucional ha sido protagonista. ¿La Corte Constitucional tiene en sus manos una tutela que podría abrir la adopción de parejas gay, cuál es su opinión?

Carta Apostólica en forma de Motu Proprio

Ubicumque et semper

del Sumo Pontífice Benedicto XVI  con la que se instituye el Consejo Pontificio para la promoción de la Nueva Evangelización

La Iglesia tiene el deber de anunciar siempre y en todas partes el Evangelio de Jesucristo. Él, el primer y supremo evangelizador, en el día de su ascensión al Padre mandó a los Apóstoles: “Id, y haced que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a cumplir todo lo que yo os he mandado" (Mt 28,19-20). Fiel a este mandato la Iglesia, pueblo que Dios se adquirió para que proclame sus obras admirables (cfr 1Pe 2,9), desde el día de Pentecostés, en el que recibió en don el Espíritu Santo (cfr Hch 2,14), °°°