17 October 2019
 
  •  

    Tribunal Interdiocesano

    Dirección:
    Calle 10 N. 1-111 Ibague - Tolima Colombia
    Teléfono: +57(8) 2610495
    Móvil: 3107745129
    tribunalibague@gmail.com

  •  
    Nombre:
  •  
    E-mail:
  •  
    Mensaje
  •  

  •  

SACRILEGIO CONTRA LAS SAGRADAS ESPECIES

                El canon 1367 del Código de derecho canónico, y el canon 1442 del Código de cánones de las Iglesias orientales, sancionan con excomunión -que será latae sententiae reservada a la Santa Sede para los fieles latinos, y excomunión mayor ferendae sententiae para los orentales- a “quien arroja por tierra las especies consagradas, o las lleva o retiene consigo con una finalidad sacrílega”. Como se ve, en el tipo penal se distinguen dos modos de cometer este delito: por un lado, quien arroja por tierra las especies sagradas, y por otro quien las lleva o retiene consigo con una finalidad sacrílega.

La duda ha sido planteada al Consejo Pontificio para la interpretación de los textos legislativos, que promulgó una Respuesta sobre el significado de la palabra abicere. La respuesta está acompañada, además, de una nota aclaratoria de Monseñor Julián Herránz, Presidente de dicho Dicasterio.

PREPARACIÓN PASTORAL   ANTE EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

                Autor:  Pedro María Reyes Vizcaíno.   Iuscanonicum

En el sacramento del matrimonio, como es común en los demás sacramentos, hay un deber que recae sobre los pastores de preparar adecuadamente a los fieles para su recepción. En el caso de este sacramento se suele concretar mediante una catequesis previa (que en muchas diócesis está organizada en cursos de preparación matrimonia) y una investigación previa que intenta dar cumplimiento al contenido del canon 1066: «antes de que se celebre el matrimonio debe constar que nada se opone a su celebración válida y lícita».

                Para ayudar a los pastores en esta tarea previa el Código de Derecho Canónico delega en las Conferencias Episcopales el modo de realizar la investigación previa:

SEGÚN EL DERECHO CANÓNICO                La excomunión es una de las penas previstas en el derecho de la Iglesia. Por excomunión se entiende la censura o pena medicinal por la que se excluye al reo de delito de la comunión con la Iglesia Católica.  Se hace necesario clarificar unas premisas antes de describir la pena de excomunión y sus efectos.

Sentido pastoral de la excomunión

Por excomunión, como se ha dicho, se entiende la pena que excluye al reo de delito de la comunión con la Iglesia. Puede parecer que es poco pastoral la actitud de la Iglesia, al imponer la sanción de excomunión a un pecador. Ya el hecho de expulsar al pecador, en vez de perdonarlo, parece que es contrario al perdonar setenta veces siete al día, que recomendó el Señor (cfr. Mt 18, 22). Pero se debe tener en cuenta unas consideraciones de oportunidad pastoral y de caridad.

LA DECLARACIÓN DE NULIDAD DE LOS ORDENADOS SIN VOCACIÓN SACERDOTAL.

                Desde hace algún tiempo se vienen produciendo consultas sobre la posibilidad de conseguir una declaración de nulidad de la ordenación sacerdotal procedente de ordenados que ya se han secularizado o bien de ordenados que aún no se han decidido, por diversos motivos, a solicitar la secularización, entre otras cosas porque creen que su ordenación fue inválida y por tanto nula, aduciendo que cuando fueron ordenados no tenían vocación sacerdotal y que su consentimiento dado adolecía de determinados vicios.

                El catecismo de la Iglesia Católica dice en los números 1582 y 1583: “El sacramento del Orden confiere también un carácter espiritual indeleble y no puede ser reiterado ni ser   conferido para un tiempo determinado. Un sujeto válidamente ordenado puede ciertamente, por justos motivos, ser liberado de las obligaciones y las funciones vinculadas a la ordenación, o se le puede impedir ejercerlas, pero no puede convertirse de nuevo en laico en sentido estricto porque el carácter impreso en la ordenación es para siempre.”