24 November 2017
 

Los que ya han sido evangelizados, han renovado su bautismo, y reavivado el don del Espíritu, necesitan continuar asiduos a la Palabra de Dios y a la enseñanza, en una catequesis permanente y progresiva, como dice CT 4.3

            “ La catequesis ha de ser permanente y no detenerse al umbral de la edad madura”   la Catequesis es un elemento del proyecto parroquial, por tanto es de suma importancia, igual que los otros, pero nunca será aislado ni independiente, es una necesidad para la vida cristiana

            Una catequesis que llegue a la razón y al corazón para que sea capaz de cumplir con su finalidad específica: educar en la fe hasta llegar a la talla adulta de Cristo.

Porque si el Kerigma nos presenta la persona de Jesús, la catequesis nos hace conocerlo y mientras más le conocemos más nos enamoramos de El; el Kerigma suscita la fe, la catequesis la acrecienta y madura haciéndonos verdaderos discípulos y apóstoles hasta llevarnos a la santidad

La Catequesis debe ser:

 Sistemática

 Gradualizada

 Elemental

 Enseñanza ungida y muy vivencial

La Nueva Evangelización propone una catequesis de adultos contenida en

Ocho niveles diferentes:

Vida nueva

Pueblo de Dios

            (Introducción general a la Biblia)

Seguimiento de Jesús

Caminar en el espíritu

            (Introducción especial a la Biblia)

Están en el mundo

No son del mundo

Misión en la Iglesia

Misión en el mundo

            Cada dos niveles tienen una cierta temática, y se recomienda una introducción general a la Biblia después del segundo nivel y una introducción especial  después del cuarto nivel

            Cada nivel =  24 temas agrupados en 6 bloques

Cada bloque = 4 temas

Cada tema = dos semanas

Primera semana = estudio de la doctrina

Segunda semana = Aplicación a la vida

Un año aproximadamente por Nivel

Hay varios sistemas para impartir la catequesis de adultos dependiendo de:

 la infraestructura parroquial

 las Condiciones territoriales

 Número de comunidades

 Niveles de catequesis

Sistemas:

 Dictada.  Un catequista la presenta semanalmente a todas las pequeñas comunidades que les corresponda, precisando el objetivo del tema; este sistema requiere que en la parroquia tengan salones suficientes y que las personas acepten asistir en día diferente a su reunión de comunidad.

Durante la Reunión de Pequeña Comunidad.

Se estudia entre todos los miembros. El riesgo es que diluyan el objetivo central del tema

Preparando Catequistas.

Para que como servicio apostólico impartan catequesis en cada comunidad, durante el tiempo de estudio

En todos los casos el ministerio de Catequesis deberá vigilar el desarrollo y aplicación del calendario; también a este ministerio le corresponde la formación de los catequistas en su caso; supervisar y evaluar el proceso Catequético a nivel parroquial en perfecto acuerdo con el responsable de cada uno de los sectores.

Con esta catequesis se estará formando al discípulo para que sea:

Apto para vivir según el evangelio, transformando su vida en función de las exigencias del mismo.

 Apto para orar y vivir en intimidad con Jesús

Apto para vivir en Iglesia y comunidad

 Apto para ser un verdadero apóstol y misionero en la Iglesia y en el mundo

Todo lo anterior se logrará si se presenta la catequesis no como adquisición de doctrina sino como vida en función de la Fe.