25 September 2017
 

¿Por qué eligieron esta tema para el Seminario?

--Daniel Arasa: Tenemos que aceptar el hecho de que hay un cambio social y cultural en acto y hay una necesidad de dar respuestas que sean convincentes. No es suficiente hablar de la fe, sino que debemos aprender a presentar su belleza y encontrar nuevos recursos que sean atractivos y capaces de hablar al corazón del hombre actual. El papa Francisco nos está dando un ejemplo de cómo hacerlo.

¿Qué desafíos enfrenta hoy en día la comunicación en la Iglesia?

--Daniel Arasa: Le respondo con las palabras del papa Francisco en su Mensaje para la 48ª Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales (2014), "La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro ". Allí se lee que "la revolución de los medios de comunicación y de la información constituye un desafío grande y apasionante que requiere energías renovadas y una imaginación nueva para transmitir a los demás la belleza de Dios". Aceptar este reto significa también ser capaz de utilizar un nuevo lenguaje, que sea adecuado para comunicar en la cultura digital. Un lenguaje, añado, que debe ser positivo. La fe, como nos ha recordado el papa emérito Benedicto XVI, no es una colección de negaciones, sino una afirmación, un sí convencido, bello y profundo. Estos desafíos son una invitación a los líderes de la Iglesia en todos los ámbitos (local, nacional e internacional) para invertir en la formación de personas capaces de gestionar la comunicación de las instituciones de la Iglesia con la profesionalidad y, al mismo tiempo, con un sentido de pertenencia a la Iglesia y con coherencia de vida cristiana.

¿Cree que el modelo de comunicación que estamos viendo con el papa Francisco puede ayudar a nivel de conferencias episcopales, diócesis o instituciones religiosas?

--Daniel Arasa: Ciertamente. Este Papa es un verdadero creativo, no porque esté cambiando algo de la doctrina de la Iglesia, como algunos pensaron en un principio, sino porque se está transformando la visión que muchos tenían sobre ella. En este sentido, el modelo de comunicación encarnada por el papa es un vehículo precioso en las manos de las instituciones de la Iglesia para superar la distancia y crear la confianza y estima necesarias que proceden de compartir la verdad, que llama en primera persona a través del ejemplo. El seminario profesional incluye varias sesiones que servirán para comprender mejor el estilo de comunicación del papa Francisco como, por ejemplo, un encuentro con el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede , o la sesión con un grupo de vaticanistas para conocer su experiencia sobre el efecto Francisco. Además, la participación en la audiencia general del miércoles 30 de abril será una oportunidad para expresar nuestro afecto por un Papa que está dando la vida por sus hijos.

¿Cuáles serán los temas más importantes abordados en el seminario?

--Daniel Arasa: Los temas serán muchos. Está prevista un encuentro con los responsables de comunicación de grandes diócesis (Nueva York e Lyon) y conferencias episcopales (Italia e Inglaterra y Gales), y un testimonio acerca de la campaña en oposición a las leyes en favor del denominado matrimonio homosexual" en Inglaterra. Contaremos con una conferencia del cardenal de Lyon, Philippe Barbarin, titulada "La familia como una oportunidad comunicativa". Estamos convencidos de que presentar, de una manera creativa, la belleza de la verdadera familia, de aquella que en medio de las dificultades vive el amor al prójimo, el servicio incondicional y la dedicación a los demás, es el mejor servicio que los comunicadores pueden hacer no sólo para la Iglesia sino a la sociedad en su conjunto. Sin embargo , hacer hincapié en lo positivo, no significa olvidar los peligros inherentes a las teorías contemporáneas del género o del feminismo radical; sin faltar al respeto a los que piensan diferente, estos temas serán abordados por Helen Alvaré, profesora de la George Mason University y durante mucho tiempo colaborador de la conferencia episcopal estadounidense.

También se abordará la cuestión de la emergencia educación con dos expertos del mundo editorial católico: Mathew Bunson, representante de la editorial norteamericana Our Sunday Visitor, ha sido editor del Almanaque Católico, una especie de enciclopedia sobre la Iglesia; y Cristoph Wimmer, responsable de los medios impresos de una gran diócesis alemana, Munich. Ambos afrontarán el papel que los medios de comunicación católica juegan en la formación de las conciencias de los fieles, que suelen recibir las noticias sobre la Iglesia a través de los medios comerciales, a menudo en modo distorsionado y descontextualizado. Además, tendremos el honor de contar, en la sesión de clausura del seminario, con el testimonio de Joaquín Navarro-Valls, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede durante tantos años con Juan Pablo II. Para aquellos que lo deseen, el programa y toda la información sobre el seminario es accesible online:http://www.pusc.it/csi/ucc2014 http://www.pusc.it/csi/ucc2014 (inscripciones abiertas hasta el 31 de marzo de 2014). Habrá ponentes de distintos países del mundo,

¿Hay muchas diferencias en la forma de comunicar la Iglesia de unos países a otros?

--Daniel Arasa: Está claro que cada cultura tiene su propio estilo de comunicación y un enfoque único en la forma de relacionarse con los demás, pero la grandeza de la Iglesia reside precisamente en esto: en ser capaz de recoger la riqueza cultural y los matices de los diferentes pueblos para expresar mejor el mensaje de salvación que ella propone. Las diferentes formas de comunicación de la Iglesia, después de todo, son una riqueza y un recurso para todos. Católico quiere decir universal, en la mente y en el corazón y, por tanto, ser capaz de transmitir un mensaje capaz de interpelar a todos los hombres. Con este seminario tratamos de contribuir con nuestro granito de arena. Por su experiencia en seminarios anteriores, en la que encuentran con gente de todo el mundo que se dedica a comunicación en la Iglesia.