24 November 2017
 

AMORIS LAETITIA

No podemos olvidar que «la misericordia no es sólo el obrar del Padre, sino que ella se convierte en el criterio para saber quiénes son realmente sus verdaderos hijos. Así entonces, estamos llamados a vivir de misericordia, porque a nosotros en primer lugar se nos ha aplicado misericordia» [310]

NO HAY QUE DESANIMARSE EN EL DISCERNIMIENTO ENTRE EL BIEN Y EL MAL

23 de julio 2017. El Papa Francisco, durante el rezo del Ángelus Regina coeli este domingo en la plaza de San Pedro en el Vaticano, exhortó a los cristianos a no desanimarse en el ejercicio del discernimiento entre el bien y el mal, y recordó que, en nuestra vida, ambas realidades conviven y que sólo Dios podrá separarlas en el Juicio Final. Para explicarlo, el Santo Padre se refirió a la parábola del trigo y la cizaña de la lectura evangélica del día.

EVANGELIO PARA EL DOMINGO 23 DE JULIO

-«El Reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero, mientras la gente dormía, su enemigo fue y sembró cizaña en medio del trigo y se marchó. Cuando empezaba a verdear y se formaba la espiga apareció también la cizaña”. Mateo 13, 24-30.  El Hijo de Dios instaura el Reino de su padre celestial. Ese Reino es fruto de la predicación de su Palabra, su autor es la Palabra que se encarnó y se identificó con el género humano, para poder explicar sus planes de salvación. Él, instaura su Reino para que todos los que creamos en su Palabra podamos vivir con todas las garantías que ofrece el Reino y a la vez superar las dificultades en el camino del mismo Reino.  °°°  LEER MÁS HAZ CLICK AQUÍ