29 July 2017
 

Nuestro Arzobispo, Flavio Calle Zapata, ha nombrado hoy 24 de diciembre 2016 como Notario eclesiástico de la Arquidiócesis al reverendo padre: Wilson Alirio Acosta Niño. Nacido en Zipaquirá (Cundinamarca) el 26 de abril de 1964. Realizó sus estudios de básica primaria en el colegio san Simón (Bolivar). Básica secundaria en el colegio nacional san Juan Bautista de la Salle. Estudios universitarios en la Universidad de la Sabana en Bogotá.  Ordenado sacerdote en la catedral de Facatativá (Cundinamarca) el 29 de junio de 1997. El Padre Wilson es licenciado en educación religiosa. 

 

Según el código de derecho canónico, canon 484: El oficio de los notarios consiste en:

  1. redactar las actas y documentos referentes a decretos, disposiciones, obligaciones y otros asuntos para los que se requiera su intervención;
  2. recoger fielmente por escrito todo lo realizado, y firmarlo, indicando el lugar, día, mes y año;
  3. mostrar a quien legítimamente los pida aquellas actas o documentos contenidos en el registro, y autenticar sus copias declarándolas conformes con el original.

Es función de los notarios la autenticación con su firma de los actos del Obispo y los Vicarios: según el canon 474, “los actos de la curia llamados a producir efecto jurídico deben ser suscritos por el Ordinario del que provienen, como requisito para su validez, así como también por el canciller de la curia o un notario”. Naturalmente la responsabilidad de los notarios no se refiere al contenido del acto o de la decisión que se tome. No es función de los notarios hacer una especie de control del contenido del acto, sino solo autenticar la firma del Ordinario que lo realiza.