1 April 2020
 

MIÉRCOLES DE CENIZA

Febrero 26  de 2020

 

Inicial: Hermanos, hoy la Iglesia comienza un gran tiempo de gracia: La Cuaresma. Tiempo en el que somos llamados a renovar nuestro compromiso bautismal por medio de la oración profunda, la penitencia individual y social, la limosna, el ayuno y el arrepentimiento por nuestros pecados; tiempo en el que Dios nos brinda la oportunidad de volver a Él, de morir para renacer en una nueva vida. Con espíritu humilde, celebremos con fe. 

 

Lecturas:  La conversión a la que somos llamados consiste, ante todo, en una intensificación de nuestra relación personal con Dios. La práctica de la caridad, la oración y el ayuno nos ayudarán en este camino. ¿Cuál de estas practico y cómo lo hago? El Señor nos enseña cómo realizarlas correctamente. Escuchemos.

 

Imposición de la ceniza: La bendición e imposición de la Ceniza es todo un sacramental, es decir, un signo sagrado según el modelo del Sacramento de la Penitencia. Al acercarnos a recibirla tomemos conciencia de nuestros pecados y veamos la necesidad de arrepentirnos y convertirnos.

 

Ofrendas: Ante todo, a Dios le agrada la oración, el ayuno y la caridad que se hacen con sinceridad de corazón. Presentemos con el Pan y el Vino nuestro deseo más sincero de conversión.

 

Comunión: Jesús quiere caminar con nosotros en este tiempo penitencial. Unámonos más a Él, a sus sentimientos, palabras y obras comulgando con fe.

 

 

 

 


 

MIÉRCOLES DE CENIZA

Febrero 26  de 2020

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Hermanos y hermanas, la Cuaresma de este año 2020 exige de nosotros actitudes sinceras. Dirijámonos confiadamente a Dios, Padre misericordioso, para que, por la penitencia y la escucha de su Palabra, vivamos en santidad y justicia todos nuestros días. Unámonos diciendo: Santifica, Señor, a tu pueblo

 

1.   Roguemos con toda la Iglesia católica, con sus ministros ordenados, con sus religiosos y fieles laicos, por la vivencia de una Cuaresma nueva, sincera y eficaz en todo.

2.   Roguemos con todos los responsables de la marcha y el progreso de los pueblos, por días y tiempos mejores de reconciliación, de justicia, desarrollo y bienestar en todo.

3.   Roguemos con aquellas personas que sufren hambre, pobreza, desempleo, cárcel o desplazamiento, por un espíritu de mayor solidaridad y caridad en estos días de penitencia.

4.   Roguemos al Señor por todos los fieles de la Arquidiócesis de Ibagué, para que se establezcan espacios de verdadera reconciliación y, permaneciendo en el perdón, renazca la fe.

5.   Roguemos al Señor por los más alejados e indiferentes entre nosotros los católicos, por quienes estamos aquí reunidos y por cuantos han pedido nuestras oraciones, para que llegue a todos en abundancia el perdón de Dios.

 

Padre, rico en misericordia, que nos concedes días especiales de penitencia y arrepentimiento, escúchanos, y danos un corazón nuevo y un espíritu nuevo. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.


 

MIÉRCOLES DE CENIZA

Febrero 26 de 2020

 

PARA TENER EN CUENTA PARA LA CELEBRACIÓN

 

·    En esta Eucaristía se omite la preparación penitencial: ocupa su lugar la imposición de la ceniza.

·    Preparar con anticipación la ceniza que se va a utilizar y disponer de suficientes agentes para la imposición.

·    Terminada la imposición de la ceniza, el rito concluye con la oración universal. No se dice «Credo» 

·   La liturgia indica que la imposición debe realizarse después de la homilía, a menos que por alguna razón pastoral se decida dejar para el final. 

·  Si la imposición de la ceniza se hace sin Misa, oportunamente puede ser precedida por la liturgia de la palabra, tomando los textos señalados para la celebración de este día.

·     Indicar a los cantores la moderación de los instrumentos y la supresión del Gloria y el Aleluya. Es necesario la buena elección de los cantos, ellos deben llevar a los fieles a la vivencia plena del misterio que se celebra.

 ·        No se permiten flores en altar.

 ·        Para mayor disposición de los fieles hacer una catequesis previa a la celebración. Incluir dentro de ella, la explicación de lo que significa la colecta que hoy inicia de «Comunicación Cristiana de Bienes».

 

CANTOS PROCESIONALES RECOMENDADOS PARA LA CELEBRACIÓN

  • Entrada: Hacia Ti morada santa; Juntos como hermanos; Nos has llamado al desierto
  • Interleccional: Tu Palabra me da vida; La voz del Señor; Tu Palabra, Señor, es la verdad
  • Imposición de la Ceniza: Cristo rompe la cadenas; Oh, pecador; De nosotros, Piedad, Señor; Perdona a tu Pueblo, Señor; Con estas cenizas, Señor.
  • Presentación de dones: Entre tus manos
  • Comunión: Hombre de barro; Oración del Pobre; Nacer de nuevo


 

 

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 1 de 2020

 

Inicial: Hemos iniciado el tiempo de la Cuaresma y con él hemos emprendido un camino de conversión y purificación. Escuchemos al Señor que nos habla a través de su Palabra, sigamos su ejemplo, él nos motiva a seguir adelante y a luchar contra todo lo que nos aleja del verdadero camino hacia la vida eterna.

 

Lecturas: ¿Qué tan fieles somos a nuestro Dios? ¿Cómo enfrentamos nuestras debilidades? ¿Caemos fácilmente en las tentaciones? El Señor nos enseña cómo enfrentar las seducciones del maligno, vencer el pecado y emprender un verdadero camino de conversión. Escuchemos con atención.

 

Ofrendas: Con los dones de la tierra, presentemos al Señor nuestra vida y anhelo de superar, con su apoyo,  las debilidades y fragilidades.

 

Comunión: La fuerza para vencer la tentación y para superar el pecado está en Cristo, el Pan bajado del cielo. Acerquémonos a comulgar con fe.

 

 

CANTOS PROCESIONALES RECOMENDADOS PARA LA CELEBRACIÓN

  • Entrada: Cristo rompe las cadenas; Caminaré en presencia del Señor
  • Interleccional: Tu Palabra, Señor, da la vida; Que sea tu Palabra
  • Presentación de dones: Señor, quién puede entrar
  • Comunión: Nos has llamado al desierto; Hombre de barro

 


 

 

 

 

PRIMER DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 1 de 2020

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: El pecado es una realidad que de ninguna manera podemos negar o desconocer. Seguros de encontrar en Dios la fuerza para vencer nuestras tentaciones, oremos, diciendo: Padre misericordioso, escúchanos.

 

1.   Oremos por el pueblo santo de Dios, por cada uno de sus ministros ordenados, religiosos y laicos. Que, al reconocerse pecadores en este tiempo cuaresmal, obtengan el perdón de Dios.

2.   Oremos por las naciones del mundo, por Colombia y sus gobernantes. Que haya suficiente humildad para reconocer sus errores y se avance por las sendas del progreso y del desarrollo.

3.   Oremos por quienes son víctimas de sus pasiones y esclavos de sus vicios. Que, en este tiempo propicio de conversión, escuchen la voz de Dios y experimenten la liberación de sus pecados.

4.   Oremos por esta asamblea cristiana. Que, consciente de sus limitaciones, obtenga de Dios la ayuda necesaria para superarse y vivamos a plenitud la Cuaresma, mediante el compartir de nuestros bienes con los más necesitados.

 

Dios nuestro, por tu inmensa compasión borra nuestros pecados y renuévanos con espíritu firme; sólo así alcanzaremos la alegría de nuestra salvación. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

 


SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 8 de 2020

 

Inicial: Jesús nos da un anticipo de lo que nos espera. Nos invita a contemplar su gloria, celebrando con Él, esta Eucaristía. Sigamos avanzando en este recorrido hacia la Pascua. Hagamos nuestro el camino del Señor y sigámosle en obediencia por su Cruz hasta su Luz.

 

Lecturas: En la vida sólo es posible la transformación si tenemos presente la meta a la que queremos llegar. Todos somos llamados a la vida y a la luz que resplandece del Señor Transfigurado, de Cristo, el Hijo de Dios, el Amado, el Predilecto; el verdadero camino a la salvación.

 

Ofrendas:  Sin el paso por la muerte no es posible vislumbrar la transfiguración de nuestra vida. Presentemos a Dios nuestras luchas y sacrificios.

 

Comunión: Comulguemos con el Cuerpo de Cristo y seremos capaces de anticipar desde ya nuestra resurrección.

  

CANTOS PROCESIONALES RECOMENDADOS PARA LA CELEBRACIÓN

  • Entrada: Como busca el ciervo al agua
  • Interleccional: Palabra que fue Luz
  • Presentación de dones: Haz brillar sobre nosotros; Que brille tu rostro, Señor
  • Comunión: Oraba en el monte Tabor; Hay una Luz; Brilla tu Luz

 

 


 SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 8 de 2020

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: A partir de nuestro bautismo, Dios nos llamó a participar de su misma vida, para que un día seamos glorificados junto con su Hijo. Digamos todos: Que tu Luz transforme nuestras vidas

 

1.   Tú que has acrecentado el número de hijos tuyos por el bautismo, no permitas que ninguno de tus llamados y elegidos deje debilitar su fe o se separe de tu pueblo santo.

2.   Tú que siempre iluminas las distintas etapas de la historia, haz que, a pesar de las dificultades de nuestra época, las naciones y los pueblos sean orientados por el servicio efectivo de los gobernantes.

3.   Tú que transformas nuestro llanto en alegría, mira compasivamente a los enfermos y a cuantos sufren por diversos motivos y convierte sus dolores en poder de redención.

4.   Tú que nos muestras el camino hacia la verdadera y auténtica Luz, haz que caminemos todos, pasando por la muerte hasta llegar unidos a la cima de nuestra resurrección.

 

Dios y Señor nuestro, somos tus hijos y miembros de la Iglesia; concédenos vivir en esta Cuaresma como llamados e iluminados. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

 


 TERCER DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 15 de 2020

 

Inicial: La mirada del cristiano debe estar fija en el Señor, quien es la fuente de la vida. Como bautizados y sedientos de Dios busquemos a la Roca que nos salva. Que sea la fe recibida en el bautismo la que nos anime a vivir esta celebración en espíritu y en verdad.

 

Lecturas:  Jesús es el nuevo Moisés que da agua viva a su pueblo. Él es la fuente de agua viva que nos mueve a la auténtica conversión.

 

Ofrendas: Jesús es la fuente que nos llena con su amor. Con el pan y el vino presentemos al Señor nuestro deseo de saciar nuestra sed de conversión con su agua de vida.

 

Comunión: El alimento que nutre la vida divina, recibida en el bautismo, es la Sagrada Eucaristía. Acerquémonos a comulgar con alegría.

  

CANTOS PROCESIONALES RECOMENDADOS PARA LA CELEBRACIÓN

  • Entrada: Señor, danos el agua viva;
  • Interleccional: Tu Palabra, Señor, es la verdad
  • Presentación de dones: Tú eres el agua pura
  • Comunión: Dame a beber, La samaritana

 

 

 

 

 

TERCER DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 15 de 2020

 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: Por nuestro bautismo nacimos de nuevo a la vida de hijos de Dios. Convencidos de esto, en esta Cuaresma, dirijamos en oración nuestras intenciones. Hagamoslo diciendo: Danos a beber, Señor, de tu amor

 

1.   «Danos agua para que podamos beber». Fortalece con tus Sacramentos a la Iglesia y haz que tenga en abundancia la vida que nos entregó tu Hijo Jesucristo al morir y resucitar.

2.   «Ojala escuchen hoy su voz». Ilumina y dirige los trabajos que realizan en el mundo y en nuestra Patria los que han sido investidos de autoridad o ejercen algún cargo público.

3.   «El amor de Dios inunda nuestro corazón». Que nuestras privaciones voluntarias de estos días cuaresmales se conviertan en alimento de los pobres y en consuelo de quienes más sufren.

4.   «Señor, dame de esa agua para no volver a tener sed». Socorre a tus hijos renacidos en las aguas del bautismo y llévalos, por medio de la fe, a permanecer en el perdón.

 

Padre, lleno de amor con tus hijos, dígnate escuchar la oración presentada y calma nuestra sed con el agua que salta hasta la vida eterna, Jesucristo, tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

CUARTO DOMINGO DE CUARESMA

Laetare

Marzo 22 de 2020

 

Inicial: ¡Se acerca la gran fiesta del Misterio de nuestra fe: La Pascua! Continuemos, con alegría, nuestro camino hacia Cristo Resucitado dejando atrás la ceguera que nos impide llegar a Él. ¡Busquemos la Luz que da sentido a nuestras vidas! Participemos con fe.

 

Lecturas: Las tinieblas del pecado no nos permiten reconocer a Cristo como el Hijo de Dios, como el Salvador. Sólo si creemos en Él podremos ver la gloria de Dios. Escuchemos con atención.

 

Ofrendas: Los primeros en beneficiarnos de la salvación de Cristo hemos sido nosotros los bautizados. Presentemos hoy con alegría nuestra condición de ser personas salvadas.

 

Comunión: La abundancia de la vida de Dios viene a nosotros al recibir en alimento al mismo Cristo. Comulguemos, y, así, ya no viviremos en tinieblas, sino que estaremos en la luz y tendremos la salvación.

  

 

CANTOS PROCESIONALES RECOMENDADOS PARA LA CELEBRACIÓN

  • Entrada: Hombres nuevos
  • Interleccional: Palabra que fue Luz
  • Presentación de dones: El Señor es mi pastor
  • Comunión: Hay una Luz; Brilla tu Luz

 

Nota: Este domingo es llamado “Domingo de la Alegría”: La alegría por la proximidad de la Pascua. Las vestiduras para este día pueden ser de color rosado, se permiten las flores en el altar y los cantos deben manifestar la alegría de la cercanía del tiempo Pascual. El Gloria y el Aleluya continúan suprimidos.

 

 

  

 

 

CUARTO DOMINGO DE CUARESMA

Laetare

Marzo 22 de 2020

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Hermanos: El Bautismo es el Sacramento de nuestra iluminación cristiana. Movidos por esta luz, hagamos oración común por las intenciones de todo el mundo y por nosotros. Digamos con confianza: Escúchanos y sálvanos, Señor

 

1.   Por toda la Iglesia católica, sus ministros ordenados y fieles laicos, para que sean siempre luz del mundo y sal de la tierra. Roguemos al Señor.

2.   Por todos los que tienen bajo su cuidado la dirección de todas las naciones y el gobierno de los pueblos, para que guiados con sabiduría procedan acertadamente. Roguemos al Señor.

3.   Por todos aquellos que en su paso por este mundo experimentan el dolor, la tristeza o soledad, para que sean confortados y consolados por ti. Roguemos al Señor.

4.   Por todos los que participamos de esta Eucaristía, para que unidos por el mismo Bautismo podamos obtener la salvación en este tiempo de Cuaresma y así celebremos con gozo las fiestas pascuales. Roguemos al Señor.

 

Padre de las luces y autor de nuestra salvación, recibe nuestras plegarias, y haz que con nuestra vida de bautizados seamos testigos de tu amor. Por Cristo nuestro Señor. Amén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

QUINTO DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 29 de 2020

 

Inicial: La Eucaristía es la oportunidad que tenemos de un encuentro personal y comunitario con el Señor, encuentro de misericordia y perdón. Esta celebración sea la oportunidad para dejarnos abrazar por el buen Dios que nos está esperando en su Hijo Jesucristo. participemos con alegría.

 

Lecturas: Que al acoger la Palabra en este domingo, tengamos la experiencia de la misericordia del Padre  manifestada en Jesús y su perdón cambie nuestras vidas. Escuchemos atentos.

 

Ofrendas: Ofrezcamos hoy nuestros sacrificios y luchas, nuestras tristezas y alegrías, y comprendamos que es necesario morir para vivir.

 

Comunión: Jesús nos ha dado ejemplo de entrega total de la vida. Así lo comprendemos mejor al hacernos partícipes de su Cuerpo.

 

 

 

 

 

 

QUINTO DOMINGO DE CUARESMA

Marzo 29 de 2020

 

ORACION DE LOS FIELES

 

 

Queridos hermanos: Elevemos nuestras súplicas a Dios Padre misericordioso, que está dispuesto siempre a  acogernos y perdonarnos en su Hijo Jesucristo, y digámosle: Por tu misericordia, escúchanos, Señor. 

 

1.   Por el Papa, los obispos y presbíteros, que han recibido la misión de reconciliar, para que sean siempre dignos y disponibles instrumentos de la misericordia y el perdón.

2.   Por nuestros gobernantes, para que dejándose guiar por el Espíritu Santo promuevan siempre leyes justas que salvaguarden la dignidad de todas las personas. 

3.   Por quienes sufren al ser señalados y marginados por su condición de pecado, para que encuentren en Dios su refugio y consuelo, cambien de vida y se renueven.

4.   Por todos nosotros, para que durante estos días podamos acercarnos al sacramento de la reconciliación, experimentar el encuentro de la misericordia y el perdón, y así llegar bien dispuestos a la fiesta de la Pascua.

 

Dios Padre misericordioso, que no te detienes antes nuestros pecados ni nos dejas de amar y defender, atiende con generosidad estas súplicas que tu pueblo te ha presentado confiado. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 



 

 

 

DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR

Abril 5 de 2020

 

Antes de la bendición de los ramos: Con la alegría del corazón iniciamos la Semana Santa, en la cual celebramos junto con toda la Iglesia los misterios de la salvación actuados por Cristo en  los últimos días de su vida terrena. Las palmas y ramos  que hemos traído nos recuerdan la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén para consumar su Misterio Pascual. Vamos a aclamar a nuestro Señor, vamos a saludarlo cantando con alegría y entusiasmo tal como lo hicieron los habitantes de Jerusalén en aquel tiempo. Celebremos esta Semana Santa en este año con espíritu de fe y de conversión. 

 

Antes de la procesión: Cristo nos mueve a reconocerlo como El Salvador del mundo. Nuestra respuesta debe ser, como aquella que gritaban las gentes.

 

En las eucaristías sin procesión: Al celebrar la Eucaristía en este domingo de Ramos, acojamos al Señor que viene a nosotros en su Palabra y en el Pan consagrado y partido, renovando así su entrega para la salvación del mundo. Participemos con toda piedad.

 

Lecturas: Como el Siervo sufriente, abramos nuestro corazón a la Palabra para poder vivir en fidelidad al plan de Dios y confortar a los abatidos.

 

Ofrendas: En estos días santos podemos unir más nuestra vida a la de Jesús y con Él ofrecernos al Padre Dios. Hagámoslo desde este momento. 

 

Comunión: Para que nosotros, al inicio de estos días santos, tengamos vida en Jesucristo, comulguemos con el Pan que da Vida. 

 

 

 

 

 

 

 

DOMINGO DE RAMOS EN LA PASIÓN DEL SEÑOR

Abril 5 de 2020

 

ORACION DE LOS FIELES

 

 

Queridos hermanos: Con la confianza  puesta en Dios Padre y unidos en la fe, presentemos nuestras súplicas y necesidades. digamos: Oh Señor, escucha y ten piedad.

 

1.   Oremos por la Iglesia católica, por el Papa Francisco, por los obispos, presbíteros y diáconos, por los religiosos y los laicos. Que esta Semana Santa se convierta en verdadera escuela de discipulado y misión en torno a Jesús. 

2.   Oremos por las naciones y sus gobernantes, por Colombia y su presidente.  Que cada uno, desde su propia condición, nos comprometamos a seguir trabajando por la justicia, la paz, la vida digna y la ayuda mutua especialmente con los más pobres y necesitados. 

3.   Oremos por los enfermos y los que tienen grandes dificultades y problemas.  Que la experiencia de esta semana Santa los haga sentir más unidos a la pasión y muerte de Jesús,  le encuentren sentido cristiano a sus dolores, y obtengan el consuelo y la ayuda que solo Dios puede darles. 

4.   Oremos por nosotros, para que estemos dispuestos a morir y a resucitar con Jesús en estas celebraciones Pascuales en este año. Que a través del cumplimiento del deber y la vivencia de la comunión, construyamos la fraternidad que tanto anhelamos. 

 

Padre bueno, acepta misericordiosamente estas intenciones que te hemos presentado con confianza y concédenos lo que más nos conviene. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

JUEVES SANTO

“Misa Vespertina en la Cena del Señor”

Abril 9 de 2020

 

Inicial: Alrededor de la mesa de Jesús, nos reunimos como pueblo de Dios para compartir esta cena Santísima. Iniciemos con gozo esta celebración que nos prepara para la gran fiesta, para la noche santa; celebración donde todos reviviremos esa gran entrega de amor del Señor por todos los hombres, que nos conducirá a la vivencia de la gran resurrección de Cristo. Dispongamos nuestro corazón a vivir estos tres días centrales del año litúrgico.

 

Lecturas: Con Jesús, la Pascua celebrada por los judíos tiene un nuevo sentido: Ya no es el recuerdo de la liberación del pueblo de Israel del yugo egipcio; ahora es el memorial de su entrega de amor, es el memorial de su pasión, muerte y gloriosa resurrección. Escuchemos con atención.

 

Lavatorio de los pies: Hermanos, el gesto que hoy repite la Iglesia a través del sacerdote, es muy sencillo, pero profundamente transformador.  Esta actitud de Cristo debemos hacerla nuestra y actualizarla todos los días entregándonos y sirviendo a los demás  a través del ejercicio de la caridad fraterna.

 

Ofrendas: En esta Cena Santa presentemos, además del vino y el pan, nuestra vida y el anhelo de servir, amar y entregarnos a Él de la misma manera como lo hace Dios con cada uno de nosotros.

 

Comunión: Comulgar con el Cuerpo y la Sangre de Cristo debe ser para el cristiano participación en la Pasión redentora de Jesús. En esta eucaristía en que iniciamos el Triduo Pascual dispongámonos, mediante la comunión eucarística, a experimentar conscientemente el Misterio de la Pascua.

 

Antes de la procesión al lugar de la reserva eucarística: Hermanos, ahora el sacerdote se prepara para llevar en procesión a Jesús Sacramentado al lugar de la reserva.  Jesús hecho Eucaristía es presentado como verdadero pan de vida para que lo admiremos, lo contemplemos y lo adoremos. Permanezcamos ante Él en oración y en alabanza, agradeciéndole por los dones recibidos a través del misterio que hoy celebramos, misterio de amor y de entrega. Adorémosle con toda reverencia

 

 

 

 

JUEVES SANTO

“Misa Vespertina en la Cena del Señor”

Abril 9 de 2020

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: Hemos compartido el pan de la Palabra y luego seremos comensales en la mesa de esta Cena eucarística. Supliquemos a Dios, como comunidad de discípulos de Jesucristo, diciendo: Todos: Te rogamos, óyenos.

 

1.   Roguemos por la Iglesia, sus ministros ordenados, los religiosos y laicos, para que este Triduo Pascual sea vivido con conciencia clara de ser discípulos y misioneros de Jesucristo, para que nuestros pueblos en él, tengan vida.

2.   Roguemos por los gobernantes, para que en el cumplimiento de su deber ejerzan la justicia y velen por el bien común.

3.   Roguemos por los débiles, los enfermos, los encarcelados, los secuestrados, para que todos tengan vida por el alimento que perdura hasta la vida eterna y se distribuye en esta Cena.

4.   Roguemos por los religiosos, las personas consagradas, los laicos y animadores de la vida pastoral, para que viviendo plenamente el amor demos ejemplo de unidad y mutuo servicio al mundo.

5.   Roguemos por todos nosotros los que compartimos esta Cena, para que redescubriendo la alegría de creer vivamos las realidades temporales – familia, trabajo, apostolado – como primicia de las realidades eternas.

 

Dios y Padre Nuestro, atiende la oración que tus hijos te dirigen al inicio de este Triduo santo, y haz que sus vidas sean un permanente servicio, a ejemplo de tu Hijo. Que vive y reina por los siglos de los siglos. Amén.

 

 

 

 

 

VIERNES SANTO EN LA PASIÓN DEL SEÑOR

Abril 10 de 2020

 

Antes de iniciar la celebración: Hermanos, nos congregamos esta tarde, para celebrar la conmemoración de la muerte del Señor, cuyo sentido comprenderemos definitivamente en el día de mañana, al celebrar la Vigilia Pascual.  Jesús nos ha enseñado que el sentido de la vida es el amor, y que el amor verdadero llega hasta el extremo de entregar la propia vida. Seremos contemplativos de la Cruz del Señor, donde tuvo origen la salvación del mundo, y, al comulgar, nos haremos partícipes de su Cuerpo entregado y de su Sangre derramada.  Dispongámonos a vivir con mucho recogimiento esta sagrada celebración.

Antes de la postración: El sacerdote y sus ministros se postran ante al altar.  Este gesto de humildad, de anonadación, expresa la pequeñez del hombre frente a la grandeza de Dios.  Unámonos todos, si es posible, poniéndonos de rodillas.

Lecturas: En la pasión, Cristo nos da una gran lección de generosidad.  Esto debe despertar en nosotros una respuesta de gratitud y compromiso serio. El camino de la cruz es el camino de nuestra vida, que debemos recorrer apoyados en Jesús. Al final, Él nos dará la victoria.

 

Oración universal: Concluimos la liturgia de la Palabra con la oración universal.  Las intenciones de esta oración expresan el valor universal de la pasión de Cristo, elevado en la cruz para la salvación del mundo entero.  Oremos los unos por los otros.

 

Adoración de la santa cruz: La cruz, instrumento de muerte, es exaltada y venerada ahora como instrumento de triunfo, como árbol del cual brota la vida para todo el género humano.  Al adorar la Santa Cruz reconocemos que este signo ignominioso se ha convertido para nosotros en signo de victoria y expresión de nuestra esperanza.  En Ella adoramos a Cristo que nos trae la victoria sobre el pecado.

 

Comunión: Comulgamos en este Viernes Santo con el pan eucarístico consagrado ayer, y así nos podemos unir más a Jesús, que se entregó a la muerte con el fin de salvarnos a todos.

 

 

 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

VIGILIA PASCUAL

Abril 11 de 2020

 

Preparación del cirio pascual: fijemos nuestra atención en el cirio que se prepara, para destacarlo luego como señal de la presencia de Jesús resucitado que brilla en medio de nosotros.

 

Procesión con el cirio: Cristo es la luz que nos sigue guiando en nuestro camino como discípulos misioneros del Señor.  Sigámosla con fe.

 

Pregón pascual: En el canto hacemos más expresiva la plegaria de la Iglesia y con este himno bellísimo del pregón pascual expresamos todos los motivos que nos llenan de alegría en esta noche.

 

Ofrendas: El gozo y la alegría que reflejamos en esta Noche Santa debe ser por nuestra nueva condición de hijos de Dios. Hagamos de nuestra vida renovada, por la resurrección de Cristo, el mejor don para presentar a Dios.

 

Comunión: ¡Verdaderamente Cristo ha resucitado! Con el gozo de saber que Jesús murió y resucitó por nosotros vayamos a comulgar.

 

 

 

  

 

 

 

 

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

VIGILIA PASCUAL

Abril 11 de 2020

 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: Sintámonos en esta noche verdaderos discípulos y misioneros de Jesús alegres por su Resurrección y elevemos juntos nuestras voces al Padre del cielo, diciendo: A ti, Señor, lo pedimos con fe.

 

1.   Con toda la Iglesia católica, con el Papa Francisco, los obispos, y demás ministros ordenados, religiosos y fieles laicos, supliquemos la gracia de continuar viviendo nuestros compromisos bautismales en santidad de vida.

2.   Con los dirigentes de las naciones de la tierra y los responsables de velar por el orden público, supliquemos la paz que nos trae en estas fiestas pascuales Jesucristo, muerto y resucitado.

3.   Con las familias de la tierra, con los jóvenes y los niños, supliquemos la gracia de la estabilidad, la responsabilidad y el don de la fidelidad para perseverar en el amor todos los días de la vida.

4.   Con todos los que estamos aquí reunidos y con aquellos que han sido bautizados hoy, supliquemos la gracia de permanecer al lado de Jesús siendo sus discípulos y sintiéndonos enviados a anunciarlo a otros.

5.   Con los fieles de la Arquidiócesis de Ibagué, supliquemos que este año dedicado a las familias se convierta en oportunidad para que en todos los hogares Jesús sea reconocido como el camino que nos conduce a la verdadera felicidad.

 

Dios y Padre, autor de tantas maravillas, que nos alegras con la Resurrección de tu Hijo,  escucha cuanto te hemos pedido con fe y concédenos prolongar la alegría de esta solemne fiesta. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

 

  

 

 

 

DOMINGO DE PASCUA EN LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

Abril 12 de 2020

 

Entrada: “¡Cristo vive!”. Con inmenso gozo cristiano por la Resurrección de nuestro Maestro y Señor Jesucristo, nos reunimos en este domingo, el más importante del año, para celebrar esta Eucaristía. Participemos con mucha fe y alegría.

 

Lecturas: A ejemplo de los Apóstoles, la certeza de la resurrección de Jesús, nos debe mover a ser sus testigos y misioneros. Este gran acontecimiento cristiano nos compromete más como sus mensajeros. Nuestra misión: Anunciarle al mundo que Cristo está vivo.

 

Ofrendas: Jesús ha resucitado y nosotros con Él. Presentemos, en este grandioso día de fiesta, todo nuestro ser y nuestra nueva vida al Dios y Padre nuestro.

 

Comunión: Nuestro gozo cristiano es mayor si comulgamos ahora con el Cuerpo de Cristo, que murió y resucitó, y nos da vida nueva.

 

 

 

 

 

 

DOMINGO DE PASCUA EN LA RESURRECCIÓN DEL SEÑOR

Abril 12 de 2020

 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: La celebración anual de la Pascua de Cristo y también Pascua nuestra, es motivo suficiente para exultar de gozo. Oremos en este día a Dios que actuó y que continúa haciéndolo en medio de su pueblo. Unámonos diciendo: A ti, Señor, lo pedimos con fe.

 

1.   Oremos por toda la Iglesia  para que desborde de alegría con esta abundante efusión de gozo pascual, haciendo que el papa Francisco, los obispos, presbíteros, diáconos, religiosos, agentes de pastoral y laicos proclamen esta gran noticia de la resurrección, actual y siempre nueva.

2.   Oremos por todos los gobernantes, para que sientan la gran satisfacción del cumplimento de sus deberes al exigirse honestidad, rectitud y transparencia en todo.

3.   Oremos por los que sufren: enfermos, secuestrados, desplazados, desempleados, para que siendo testigos de la Resurrección se llenen de la valentía y el optimismo necesarios para luchar contra la adversidad.

4.   Oremos por todos nosotros y las familias de la Arquidiócesis de Ibagué, para que este tiempo de Pascua, a la luz de la Palabra, redescubramos que Cristo es el único camino, verdad y vida.

 

Llegue hasta ti, Dios Creador, nuestra súplica llena de gozo espiritual por la Resurrección de tu Hijo, y haz que por Él nuestros pueblos tengan vida. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

 

 

  

Recepción de los santos Óleos en la parroquia

 

Monición inicial: El jueves anterior, el señor obispo y la inmensa mayoría de los sacer­dotes que trabajan en nuestra arquidiócesis, junto con el resto del pueblo de Dios, celebraban la Eucaristía en la Catedral. En el transcurso de la misma fue consagrado el Santo Crisma y bendecidos los santos óleos que se distribuirían posteriormente por todas las parroquias de la Diócesis. Allí se manifes­tó la unión de la Iglesia que se realiza en torno al altar sobre el que se celebra la Eucaristía presidida por el Obispo. Los sacerdotes renovaron, de igual modo, las promesas de ser pastores fieles del pueblo cristiano, tal como lo hicieron el día de su ordenación. Dos óleos fueron bendecidos: el de los enfermos, para confortar a los cristianos que se encuentran en esta situación; y el de los catecúmenos, que se utiliza en la celebración del Bautismo, para significar el carácter de lucha que la vida cristiana tiene. El Santo Crisma, aceite mezclado con perfume, se utiliza en la celebración del Bautismo, la Confirmación, ordenación de Obispo y Sacerdotes, consagración de altares y dedicación de una iglesia. Participemos con fe y unidos a nuestra Iglesia particular.

 

Liturgia de la palabra

 

Podría incorporarse una de las siguientes lecturas de la Misa Crismal –Isaías 61, 1-3ª.6ª.8b-9 o Apocalipsis 1, 5-8.

 

Monición: La Palabra de Dios es fuente de consuelo y de fortaleza, hoy esta palabra que escucharemos nos presenta la riqueza del don de Dios que nos ha escogido como nación santa y pueblo sacerdotal, que seamos siempre fieles al don del Señor y demos testimonio de nuestra especial consagración. Escuchemos con atención.

 

Recepción de los santos oleos:

 

Terminada la homilía, se realiza la procesión con los dones del pan y del vino y los santos óleos.

 

Monición: Con inmensa alegría junto al pan y al vino, hoy, nuestra comunidad parroquial acoge estos óleos y lo hace como signo de comunión y medio del que se sirve el Señor para realizar la santificación de los hombres.

 

 

 

 

Recepción de los santos Óleos en la parroquia

 

 

Oración DE LOS FIELES

 

Queridos hermanos: agradecidos a Dios Padre, que es fuente de toda bendición, a Él dirigimos nuestra oración, diciendo: Bendito seas por siempre, Señor.

 

1.   Te bendecimos Señor, por este óleo de los enfermos, por medio del cual curas nuestros males.

2.   Te bendecimos Señor, por este óleo de los enfermos, por medio del cual confortas a todos aquellos que marchan hacia ti, dejando este mundo.

3.   Te bendecimos Señor, por este Óleo de los catecúmenos que da fuerza y vigor a todos los que se preparan para el Bautismo.

4.   Te bendecimos Señor, por todos los padres que preparan el Bautismo de sus hijos y se preocupan de que, junto a su crecimiento físico, psicológico y formativo, maduren también en la fe que han profesado.

5.   Te bendecimos Señor, por el santo Crisma que nos recuerda el buen olor de tu Hijo.

6.   Te bendecimos Señor, por todos los que con él van a ser ungidos en los sacramentos del Bautismo y de la Confirmación y que expresará la dignidad que tienen.

7.   Te bendecimos Señor, por quienes en la ordenación episcopal o presbiteral van a ser ungidos con él, por haber sido asimilados a Cristo cabeza de la Iglesia.

8.   Te bendecimos Señor, porque altares e iglesias son ungidos con el santo Crisma y santificados por el poder del Espíritu, a fin de manifestar el misterio de Cristo y de su Iglesia.

 

Señor Padre de todos y fuente de todo bien. Tú cuidas de la tierra enriqueciéndola sin medida y como padre providente te muestras con tus hijos ya que confortas a los enfermos, fortaleces a los débiles y haces participar al hom­bre, por medio de tu Hijo y mediante la efusión del Santo Espíritu, del misterio de tu vida. Concede a cuantos van a ser ungidos con estos óleos santos ser siem­pre fieles a tu amor. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.