10 December 2018
 

 VIGESIMOSEGUNDO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Septiembre 2 de 2018

 

Entrada:  En este primer domingo del mes de septiembre nos reunimos en el nombre del Señor para celebrar con gozo esta Eucaristía, es una hermosa oportunidad que tenemos para seguir acercándonos a él, llenarnos de su amor y de su misericordia, además es el momento de abrir nuestros corazones y dejar que el entre a reinar en ellos. Iniciamos también la semana por la paz en nuestra arquidiócesis, pidamos al Señor príncipe de la paz que nos conceda la gracia de ser instrumentos de la paz y la reconciliación en Colombia. Celebremos con Fe.

 

Lecturas: Ser elegidos por Dios es un designio de amor que lleva consigo una respuesta de fidelidad, nos permite contemplar su presencia y nos ayuda a actuar con sabiduría. Es un verdadero regalo y todo surge de su propia iniciativa a la que acogemos poniendo en práctica su Palabra y dejándonos purificar para siempre.

 

Ofrendas: Junto al pan y al vino presentemos nuestro deseo sincero de ser coherentes en nuestra vida de cristianos comprometidos.

 

Comunión: Comulgar con el Cuerpo y la Sangre de Cristo es comulgar con los sentimientos, actitudes y la vida misma de Jesucristo. Hagámoslo con profunda fe. 

 

ORACIÓN DE LOS FIELES

 

Hermanos, con esta oración queremos expresarle a Dios que, cuando dos o más se reúnen en su nombre y piden una gracia, Él la concederá. Oremos juntos, diciendo: Que tu Palabra Señor sea luz para nuestras vidas.

 

1.    Roguemos por la Iglesia, por el Papa Francisco, por los obispos, presbíteros y diáconos, por los religiosos, seminaristas y laicos. Para que sigan predicando la Palabra de Dios como amor y entrega.

2.    Roguemos por las naciones y sus habitantes y por quienes ejercen justicia. Que, conociendo cada vez mejor las necesidades que existen en cada comunidad, sepan dar efectiva respuesta.

3.   Roguemos por todos los que sufren. Que encuentren en nosotros y todos los hermanos un apoyo generoso y solidario.

4.   Roguemos por todos nosotros aquí presentes en esta Eucaristía, para que nuestra oración sea escuchada por Dios nuestro Padre, recibamos la abundancia de su misericordia y de su amor y seamos dignos del reino eterno.

 

Danos, Señor, un corazón sensato, para saber escucharte, y crea en nosotros un espíritu nuevo para dejarnos corregir y saber corregir a nuestros hermanos. Por Cristo, nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

VIGESIMOTERCER DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Septiembre   9 de 2018

 

Entrada:Cada vez que nos congregamos para celebrar nuestra fe, en la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, vamos avanzando al encuentro del Señor, que nos da la oportunidad de compartir con nuestros hermanos, en familia y en comunidad, los valores del reino de Dios: amor, verdad, justicia y paz. Participemos con alegría y entusiasmo al inicio de esta semana por la paz.

 

Lecturas:La escucha de la palabra de Dios nos lleva, sobre todo, a valorar la exigencia de vivir de acuerdo con los mandatos del Señor. Dispongamos para recibir el pan de la palabra. 

 

Ofrendas:Ofrezcamos al Padre todo lo que somos, para que unidos al sacrificio redentor de Cristo, seamos para el mundo signos de vida y amor.

 

Comunión: Comulguemos con Cristo, pan vivo bajado del cielo, y vivamos cada vez más comprometidos con la edificación del Reino de Dios. 

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos:oremos a Dios Padre todopoderoso, que dio al mundo la paz por la venida de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Unámonos diciendo: Señor de la paz, escúchanos. 

 

1.    Para que el Rey de la gloria y el Príncipe de la paz, dé a su santa Iglesia el gozo de la caridad, la plenitud de la unidad y la abundancia del orden y de la justicia.

2.    Para que los organismos internacionales favorezcan la paz entre los pueblos y no hagan de los progresos técnicos instrumentos de guerra.

3.    Para que todas las naciones y sus gobiernos, vencido el orgullo y la rivalidad, reparen las injusticias y trabajen con generosidad por el progreso de los pueblos. 

4.    Para que nuestro país, superados los horrores de la violencia y de la guerra, alcancemos la paz y tengamos un futuro de tranquilidad y bienestar.

5.    Para que nosotros, que celebramos los santos misterios, seamos dignos de saludarnos mutuamente en la paz y vivamos siempre unidos con los lazos del amor.

 

Te pedimos, Dios todopoderoso y eterno, que mires a nuestro pueblo colombiano y nos concedas una paz verdadera y duradera. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIGESIMOCUARTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Septiembre 16  de 2018

 

Entrada: Nos congregamos para celebrar nuestro encuentro con el Señor. Hoy nos interroga: ¿Quién soy yo? Ojalá, que con nuestras obras, palabras, conocimiento y oración, podamos responderle: Tú eres el Hijo de Dios. Participemos con alegría.

 

Lecturas:Las lecturas que vamos a escuchar en este domingo nos invitan a dirigirnos al Señor con verdad y sinceridad de corazón. Así podremos descubrir si nuestra fe es autentica o solamente es un adorno en nuestras vidas. Escuchemos con atención. 

 

Ofrendas:Ofrezcamos a Dios nuestro Padre, el compromiso de vivir siempre según su voluntad, para que todo lo que hagamos, sea una constante alabanza.

 

Comunión: Acerquémonos confiados y comulguemos con Cristo, pan vivo bajado del cielo, dado a los hombres para la vida del mundo.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos: presentemos a nuestro Padre estas súplicas con la fe puesta en su santa voluntad y la esperanza de que nos concederá solo aquello que conduce a nuestra santidad. Oremos diciendo: Te rogamos, óyenos.

 

1.    Te pedimos Señor, por los ministros de la Iglesia: el Papa, los obispos, sacerdotes y diáconos, para que sean fieles dispensadores de tus misterios y lleven tu Evangelio con alegría, amor y paz.

2.    Por los gobernantes de las naciones para que reciban la sabiduría que viene de Ti y orientes sus esfuerzos por construir una sociedad más justa y en paz.

3.    Por todos los que sufren, los que no tienen trabajo, víctimas de la guerra, la violencia, el secuestro, la extorsión, huérfanos y viudas para que nunca se crean abandonados por Dios y haya corazones generosos que puedan socorrerlos.

4.    Por todos los que nos hemos reunidos para celebrar la Eucaristía; para que nuestra fe, acompañada de obras, sea el mejor testimonio de la respuesta dada a Jesús, el Señor. 

 

Padre santo, te hemos presentado estas súplicas con la confianza puesta en ti. Estamos dispuestos a cumplir tu voluntad. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIGESIMOQUINTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Septiembre 23  de 2018

 

Entrada: Nos convoca en este domingo, la fe en Jesucristo, nuestro Señor para compartir con Él y como hermanos, la mesa de la Palabra y el pan eucarístico. Dispongámonos para vivir con alegría este encuentro de vida y salvación.

 

Lecturas:Sólo el Señor tiene palabras de vida eterna. Por eso escuchemos con mucha atención la proclamación de la Palabra de Dios y recibamos con acatamiento el mensaje de salvación que el Señor tiene para nosotros hoy.

 

Ofrendas:Unamos nuestra vida al sacrificio redentor de Cristo, para que ligados íntimamente a Él, demos frutos de fe, esperanza y caridad

 

Comunión: Acerquémonos confiadamente a Cristo, y que al recibirlo nos haga participes de la vida que Él nos ofrece.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos: Llenos de confianza en el Padre Dios que sostiene nuestras vidas, presentemos las súplicas y necesidades que surgen de lo profundo de nuestro corazón agradecido. Unámonos diciendo: Oh Señor, escucha y ten piedad.

 

1.    Te rogamos Señor, por la Iglesia, especialmente por el Papa, los Obispos y sacerdotes, para que en su tarea evangelizadora se presente a todos los hombres como fiel servidora de Dios y de la humanidad. 

2.    Te pedimos Señor, por los gobernantes de las naciones, especialmente por los de nuestro país, para que guiados por la sabiduría que viene de lo alto, conduzcan nuestros pueblos por los caminos de la paz y de la justicia.

3.    Escucha Señor nuestra oración por todos los que sufren, los enfermos, los desplazados, los secuestrados y los perseguidos por su fe, para que se mantengan firmes y confiados en tu auxilio y nuestra solidaridad experimenten tu cercanía y fortaleza.

4.    Te suplicamos Señor por todas las personas que en nuestro país y en muchos lugares tienen que salir de sus familias y de sus tierras para que tu gracia las fortalezca y puedan encontrar solución pronta a sus necesidades.

 

Padre misericordioso y clemente atiende bondadoso las súplicas que te presentamos. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIGESIMOSEXTO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Septiembre  30 de 2018

 

Entrada: Queridos hermanos: la Eucaristía, como acto sacramental de comunión, sea nuestra fuerza para derribar las barreras que nos impiden edificar la comunidad con el testimonio de nuestra vida. Hoy como comunidad diocesana nos sentimos solidarios con las parroquias más necesitadas y hacemos propias sus dificultades. Participemos con espíritu generoso y solidario.

 

Lecturas:La Palabra de Dios es un llamado a que cada uno de nosotros, como creyente y discipulo, se abra a la acción del Espíritu Santo en su vida, dejándose transformar y haciéndose colaborador activo en la misión salvadora del Señor. Escuchemos atentamente.

Ofrendas: Ofrezcamos a Dios el deseo sincero de vivir cada vez con mayor profundidad el mensaje que Él nos regala en su palabra.

 

Comunión: Que al comulgar con Cristo, palabra de Dios hecha carne, asumamos en nuestra vida, la vida que el Padre Dios nos propone.

 

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos: Al Padre bueno y providente, que siempre está doyispuesto a escuchar nuestras plegarias, presentemos nuestras súplicas e invoquémoslo confiadamente diciendo: renuévanos con tu Espíritu Santo.

 

1.    Por el Papa Francisco, los obispos, presbíteros y diáconos, para que dóciles a la acción del Espíritu, animen al pueblo de Dios confiado, por los senderos de la unidad y del amor común. 

2.    Por los consagrados y consagradas, por quienes estamos orando en este año dedicado a ellos, para que sean testimonio profético de una vida guiada por el Espíritu Santo y manifestada en sus diferentes carismas.

3.    Por quienes rigen los destinos de las naciones, especialmente de nuestro país, para que sean gestores de unidad, respeto y convivencia pacífica entre los ciudadanos.

4.   Por quienes participamos de esta Eucaristía, para que construyamos cada vez más la experiencia unificadora por la acción del Espíritu Santo.

 

Padre bueno, que no abandonas a tu pueblo suplicante, concédenos la fuerza de tu Espíritu Santo para que fieles a las enseñanzas de tu Hijo, edifiquemos su Cuerpo Místico que es la Iglesia, por medio del testimonio y la entrega generosa. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

VIGESIMOSÉPTIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Octubre 7 de 2018

 

Entrada: Venimos nuevamente en este domingo a reunirnos como la gran familia de Dios, nos ponemos en su presencia, lo escucharemos como sus hijos y recibiremos de Él, el alimento de su Palabra y del Cuerpo y la Sangre de su Hijo, Jesús. Participemos con alegría.

 

Lecturas:Estamos invitados a creerle a la Palabra de Dios porque ella nos revela el deseo del corazón del Padre. Escuchemos atentamente.

 

Ofrendas:Ofrezcamos al Padre todo lo que somos, para que unidos al sacrificio redentor de Cristo, seamos para el mundo signos de vida y amor.

 

Comunión: Comulguemos con Cristo, pan vivo bajado del cielo, y vivamos cada vez más comprometidos con la edificación del Reino de Dios. 

 

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos:Acudamos a Dios Padre, que salva a la humanidad, por su Hijo hecho carne, y elevemos nuestras súplicas, diciendo: Padre de amor, escúchanos.

 

1.    Para que la Iglesia como esposa de Cristo, madre y maestra, siga enseñando a la humanidad el gran valor de la familia constituida por Dios.

2.    Para que en todos los pueblos de la tierra se respete el matrimonio sacramento y se le brinde mayor apoyo y respeto a la unión familiar.

3.    Para que todos los bautizados, tomen responsabilidad de profundizar en su fe y descubrir en el Evangelio la dignidad de la mujer y que todos nos sepamos valorar como iguales ante Dios.

4.    Para que los niños, especialmente los menos favorecidos y atropellados en su dignidad, sean ahora protegidos por los diferentes medios e instituciones.

 

Padre bueno que estas siempre atento a las peticiones de tus hijos, depositamos en tu corazón, estas súplicas, seguros de ser escuchados. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VIGESIMOCTAVO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Octubre 14 de 2018

 

Entrada:Venimos nuevamente en este domingo a reunirnos como la gran familia de Dios, nos ponemos en su presencia, lo escucharemos como sus hijos y recibiremos de Él, el alimento de su palabra y del cuerpo y la sangre de su Hijo, Jesús. En torno a esta mesa participemos con alegría.

 

Lecturas:La verdadera sabiduría consiste en saber buscar el rostro de Dios, y ello se logra con el verdadero seguimiento de Jesús, descubriéndolo también en el servicio a los pobre. Escuchemos.

 

Ofrendas:Unamos a la ofrenda del pan y del vino nuestra propia vida, desprendida de todas nuestras posesiones y pertenencias.

 

Comunión: Con Jesús no podemos comulgar plenamente, si no somos capaces de dejarlo todo. Recibamos vida eterna que es su única recompensa.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos:desprendidos de todo y siendo dueños de nada, nos dirigimos a nuestro Padre Dios, con la seguridad de ser escuchados por Él y obtener su Sabiduría, diciendo: A ti, Señor, lo pedimos con fe.

1.    Por el nuevo pueblo de Dios, conformado por el Papa, los obispos, presbíteros, diáconos, los religiosos y los laicos. Que actúen sin esperar más recompensa que la de obtener la vida eterna.

2.    Por quienes tienen el cuidado de gobernar en el mundo y en nuestra nación. Que nunca pongan su corazón en los bienes materiales, sino que sepan distribuir mejor las riquezas entre los ciudadanos

3.    Por muchos jóvenes y niños a veces indiferentes y alejados de los bienes de Dios. Que el testimonio de otros los atraiga y los convierta para poseer, en definitiva, la vida eterna.

4.    Por cuantos conformamos esta asamblea litúrgica. Que la Sabiduría de Dios inunde nuestra vida y podamos seguir fielmente a Jesús que nos hace libres frente a nuestras propiedades y pertenencias.

 

Vuélvete, Señor Dios, hacia nosotros, ten compasión de tus siervos y escúchanos cuando te invocamos, para que poseamos desde ya, como única herencia, la vida eterna que tú nos ofreces. Por Jesucristo nuestro Señor.

 

 

 

 

 

 

 

 

JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES

Octubre 21 de 2018

 

 

Entrada: Como discípulos y misioneros de Jesucristo, estamos aquí congregados para celebrar esta Eucaristía en la Jornada mundial de las misiones. Cristo Jesús es el Misionero del Padre, su entrega oblativa en la Cruz se actualiza en la celebración de la Eucaristía y aviva en nosotros el espíritu misionero para testimoniar con nuestra vida la alegría de creer y esperar en el Señor. Unidos en oración presentemos al Señor la obra evangelizadora de la Iglesia. 

 

Lecturas:El envío misionero del Señor incluye el llamado al crecimiento de la fe y la fe “se alimenta de la Palabra que se proclama”, Jesucristo el Señor. Dejémonos enseñar por la Palabra de Jesús que es luz en el camino de la Iglesia.

 

Ofrendas:Son muchas las personas que consagran su vida a la tarea del anuncio del Evangelio, pero muchos no lo conocen. Ofrezcamos todo esto a Dios.

 

Comunión: El Cuerpo entregado y la Sangre derramada de Jesús por nosotros, se hace realidad en la Comunión Eucarística. Por eso acerquémonos a comulgar.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos: Cristo Jesús, habiendo entregado su vida por nosotros, se hizo servidor de la humanidad. Es justo elevar nuestras voces suplicantes a Dios Padre, en esta jornada mundial de las Misiones, diciendo: Escúchanos, Padre misericordioso.

1.    Oremos por la Iglesia extendida por todo el universo, por sus ministros ordenados, por los religiosos y los laicos. Que, haciendo de su vida una entrega continua, sean evangelizados y evangelicen a sus hermanos. 

2.    Oremos por quienes tienen el encargo de gobernar a las naciones. Que no busquen ser servidos, sino servir desinteresadamente, según el modelo que encontramos en la persona de Jesús, misionero del Padre.

3.    Oremos por quienes consagran su vida al anuncio del Evangelio en medio de dificultades y sacrificios diarios. Que, siendo servidores fieles de los demás, reciban desde ya la recompensa que Dios sabe dar.

4.    Oremos por los que peregrinamos en la arquidiócesis de Ibagué. Que no nos desanimemos y trabajemos con ahínco en la difusión del Evangelio, fortaleciendo los valores y las estructuras pastorales,  viviendo así en  fraternidad.

 

Padre Santo, Que has enviado a tu Hijo al mundo para que nuestros pueblos en Él tengan vida, escucha nuestra oración y danos siempre el fuego de tu Santo Espíritu para anunciar el Evangelio. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

 

 

 

 

 

TRIGÉSIMO DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Octubre  28  de 2018

 

Entrada: Al finalizar este mes de las misiones, venimos a esta celebración para que el Señor nos traslade de las tinieblas a su luz admirable. Así, aunque nuestro camino esté lleno de problemas y dificultades, seremos iluminados por esa luz. Participemos con toda nuestra confianza puesta en el Señor, en esta Eucaristía dominical.

 

Lecturas:Dios quiere que todos los pueblos alcancen la salvación. Por eso nos invita a hacer anunciadores de su mensaje de salvación por esta razón debemos estar atento a sus instrucciones que se nos dan por medio de su palabra. Escuchemos.

 

Ofrendas:Sobre el altar vamos a colocar no solo el pan y el vino para el sacrificio, sino nuestra vida llena de sinsabores, enfermedades y dificultades.

 

Comunión: Nuestra fe crece mucho más, cuando nos hacemos partícipes del pan eucarístico. Así, nuestras tristezas se cambian en alegrías.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos: Con una nueva visión de fe, unámonos en oración para pedir no solo por nuestras necesidades, sino por las de todos los que peregrinamos por este mundo, diciendo: Atiende, Señor, nuestra oración

 

1.   Para todo el pueblo de Dios, para el Papa, los obispos, presbíteros y diáconos, para los religiosos y los fieles laicos, pidamos aumento de fe y la gracia de ser luz para otros con el testimonio de vida. 

2.   Para todos los pueblos de la tierra y para sus gobernantes, pidamos la gracia de ayudar con esfuerzo a transformar las múltiples necesidades en el desarrollo, progreso y en días mejores de justicia y paz.

3.   Para los enfermos y los ancianos, para los privados de la libertad en las cárceles y en el cautiverio, pidamos la gracia de verse libres de sus angustias y así colmar de alegría a sus familias.

4.   Para nosotros, que por el bautismo pasamos de las tinieblas a la luz de la fe, pidamos la gracia de actuar siempre como discípulos de Jesús y ser testigos de su amor en el mundo.

 

Señor Dios nuestro, que cambias nuestro llanto en alegría y nuestra ceguera en clara visión, atiende el clamor de tus hijos y concédenos proclamar ante el mundo tus maravillas. Por Cristo nuestro Señor.

 

 

 

 

 

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS

Noviembre 1 de 2018

 

 

Entrada: Bienvenidos a esta celebración festiva de “todos los santos”. Traemos a nuestra celebración a todos los hombres y mujeres de vida ejemplar que nos han precedido en la fe. Lo que Dios ha realizado en los santos lo esperamos para cada uno de nosotros, y lo hacemos confiando en nuestra condición de hijos de Dios. Celebramos la gracia abundante de Dios, que es germen y semilla de todo lo noble, lo bueno, lo justo y hermoso que abunda en la vida de cada creyente.

 

Lecturas:Estemos atentos con el corazón y oídos abiertos, a la Palabra de Dios que se nos proclamará, porque ella describe y manifiesta el contenido y el sentido de esta hermosa fiesta que estamos celebrando. Escuchemos lo que Dios nos dice.

 

Ofrendas:Junto al pan y al vino que depositamos en el altar, pongamos en la presencia del Señor nuestro deseo de santidad.

 

Comunión: Al comulgar nos configuramos con Cristo, que esta comunión nos comprometa a vivir las exigencias del Evangelio.

 

ORACIÓN UNIVERSAL

 

Queridos hermanos: En comunión con tantos hermanos nuestros que nos han precedido con la señal de la fe y gozan ya de la claridad de Dios, oremos a Dios Padre diciendo: Dios de misericordia, escúchanos.

1.    Por la Iglesia, santificada en la sangre de Cristo: para que sea conducida fielmente por sus pastores hasta la santidad de su Cabeza.

2.    Por el Papa, obispos, sacerdotes y laicos: para que el gozo de conseguir el reino de los cielos les infunda valor para vivir según el espíritu de las bienaventuranzas.

3.    Por la justicia y la paz del mundo, por los gobernantes: para que sean ejemplo de honestidad ante los demás ciudadanos.

4.    Por cuantos estamos reunidos celebrando esta solemnidad: para que seamos hombres y mujeres de palabra, manteniendo cada día nuestras promesas bautismales.

Concede a tu pueblo, Dios todopoderoso, la protección de todos los santos, a fin de que, por su intercesión, obtenga los beneficios que te implora. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.