17 October 2018
 

 

El Papa Francisco inauguró en Roma, este lunes 19 de marzo el pre-sínodo dedicado a los jóvenes. A los 300 jóvenes llegados de los cinco continentes el Pontífice los instó a hablar con valentía y a escuchar con humildad.

“Hablar con valentía […] ’Que tengo vergüenza ¡No! Aquí, la vergüenza se deja fuera de la puerta. Se habla con valentía. Lo que siento lo digo. Y si alguien se siente ofendido, pido perdón y sigo adelante. ¡Pero, ustedes saben hablar así!”. Y “escuchar con humildad; si habla aquel que no me gusta debo escucharlo mucho más. Cada uno tiene el derecho de ser escuchado, como cada uno tiene el derecho de hablar. Gracias por aceptar la invitación de haber venido hasta aquí, algunos de ustedes hicieron un largo viaje”, expresó Francisco.

Aproximadamente 15.000 jóvenes se conectaron en diferido y replicaron la señal a otros más. Monseñor Lorenzo Baldissieri reiteró las palabras del Papa sobre los objetivos de la convocatoria  de la XV Asamblea General Ordinaria del Sinodo de los Obispos (19-24 de marzo 2018): “La Iglesia quiere escuchar la voz, la sensibilidad, de la fe y también las dudas de los jóvenes y de las críticas de los jóvenes”.

 

Palabras de Papa Francisco:

“Nosotros los adultos, tantas veces, hemos olvidado la capacidad de llorar. Estamos acostumbrados a decir: ‘El mundo es así, que se las arreglen’. Por eso, yo exhorto, por favor, sean valientes estos días: Di todo lo que tengas en la boca”.

“Frecuentemente se habla de los jóvenes, sin dejarse interpelar por ellos. Cuando alguien quiere hacer una campaña elogia a los jóvenes, pero no permite a los jóvenes que le interpelen. Elogiar es una manera de contentar a la gente. Pero, no la gente no es tonta, la gente entiende…Elogia al tonto y lo verás trabajar’, se dice en español”. 

“La juventud no existe. Existen los jóvenes, rostros, historias, ilusiones”.

 “No es suficiente intercambiar algún mensajito (en redes sociales) y alguna foto simpática …No van tomados en serio”.

  “Es curioso que las estadísticas de suicidio juvenil sean maquilladas”, así lamentó que por la falta de sentido en sus vidas, haya jóvenes que se suicidan o son seducidos y reclutados por grupos como el ISIS o terroristas que les prometen ser útiles a una causa; “un sentido de vida, y un sueldo mensual”.

“Tengo confianza que en estos días, (Dios) hablará a través de ustedes”. “Si faltan ustedes, nos falta a nosotros (adultos) una parte del acceso a Dios. “Los jóvenes son profetas”, solo a pacto que sueñen con los ancianos.

 

-       El Sucesor de Pedro aseguró que el corazón de la Iglesia es joven porque sigue la renovación constante del Evangelio y los jóvenes pueden colaborar en “esta fecundidad” y dar “vida” también en este camino sinodal. “Necesitamos de apropiarnos de nuevo del entusiasmo” y “nuevos horizontes”, aunque con “el riesgo”.   “Una institución que no asume riesgos se queda infantil”.