26 November 2022
 

 

26 de abril 2017. “Nuestro Dios nos acompaña siempre”. Audiencia Papa Francisco Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! «Yo estaré siempre con ustedes hasta el fin del mundo» (Mt 28,20). Estas últimas palabras del Evangelio de Mateo evocan el anuncio profético que encontramos al inicio: «A Él le pondrán el nombre de Emanuel, que significa: Dios con nosotros» (Mt 1,23; Cfr. Is 7,14). Dios estará con nosotros, todos los días, hasta el fin del mundo. Jesús caminará con nosotros: todos los días, hasta el fin del mundo. 

10 de febrero 2017. “Con satanás no se dialoga sino que se termina desnudo como Adán y Eva”. En la debilidad de las tentaciones que todos tenemos, la gracia de Jesús nos ayuda a no escondernos del Señor, sino a pedir perdón, a levantarnos e ir hacia adelante. Lo indicó el papa Francisco en la misa matutina que ha celebrado este viernes en la Casa Santa Marta en el Vaticano, al reflexionar sobre el diablo que tentó a Adán y Eva, y también a Jesús.

15 de enero 2017 “Jesús es el Cordero que quita el pecado del mundo” Ángelus Regina coeli, Papa Francisco. Queridos hermanos y hermanas. En el centro del Evangelio de hoy (Jn 1, 29-34) está la palabra de Juan el Bautista: “Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (v. 29). Una palabra acompañada por la mirada y el gesto de la mano que le señalan a Él, Jesús. Imaginamos la escena. Estamos en la orilla del río Jordán.

4 de diciembre 2016. No podemos callar. Padre, Mario García Isaza. Formador seminario mayor, Ibagué, Colombia. El libro de los Hechos de los Apóstoles, en el capítulo IV, pone en labios de San Pedro esa frase lapidaria. Amenazados, conminados para que no anunciaran a Jesucristo ni difundieran su fe, los Apóstoles dicen: tenemos que obedecer a Dios, no a los hombres; no nos podemos callar. Me vienen a la mente la afirmación y la actitud de esos maestros, ante lo que está aconteciendo en nuestra querida patria; ante la forma en que un gobierno deliberadamente ciego, y sin sustento de legitimidad, sigue atropellando los sentimientos y las decisiones de la mayoría de los ciudadanos,