22 September 2017
 

22 de Julio de 2014.  Digamos en primer lugar, de modo general que las circunstancias actuales evocadas más alto incitan a la familia cristiana a una toma de conciencia fundamental: sólo el encuentro personal y auténtico de Cristo Redentor puede permitirle aceptar el desafío de la educación a la vida cristiana y a los valores humanos que se relacionan con ella. Al principio del tercer milenio, el Papa Juan Pablo II exhortó la Iglesia a partir de nuevo de Cristo, La cabeza y El esposo de la Iglesia (Jean Paul II, Exhortation apostolique Novo Millenio Inneunte, 6).

5 de Julio de 2014. Queridos hijos, Autor: Padre, Elcías Trujillo Nuñez. Diócesis de Garzón, Huila, Colombia.“El día que estemos viejos, tengan paciencia y compréndannos. Cuando derramemos comida sobre la ropa y olvidemos como atarnos los zapatos, tengan paciencia con nosotros sus padres. Recuerden las horas que pasamos enseñándoles a hacer las mismas cosas.

Cuando en las conversaciones repitamos las mismas palabras, no nos interrumpan y escúchennos.  Cuando eran pequeños para que se durmieran, tuvimos  que contarles muchas veces el mismo cuento hasta que cerraban los ojitos. Cuando en algún momento nos lleguemos a olvidar de qué estamos hablando, donen  todo el tiempo que sea necesario hasta que  recordemos, y si no podemos hacerlo no se impacienten; tal vez no era importante lo que hablabamos y lo único que queríamos era estar con Ustedes y que nos escucharan.

Sínodo de los obispos

III asamblea general extraordinaria. los desafíos pastorales de la familia, en el contexto de la evangelización Instrumentum laboris  ciudad del vaticano    Junio  2014

 ÍNDICE. Abreviaciones. Presentación. Premisa

I PARTE

COMUNICAR EL EVANGELIO DE LA FAMILIA HOY

17 de Junio de 2014. El cardenal canadiense Marc Ouellet, prefecto de la Congregación para los Obispos y presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, ha propuesto hoy una “renovada pastoral de la misericordia en fidelidad a la tradición católica” para el matrimonio y la familia, que permita también “ayudar a las familias en situación irregular, que, aun así, aspiran a una vida de gracia auténtica”.